Aconsejan ajustar la ley de lavado antes de aplicar un blanqueo de capitales

Empresarios, contadores y abogados vendrán apostando desde antes de la PASO por un blanqueo de capitales más amplio que el aplicado por el Gobierno, sin costo inicial y con la posibilidad de dejar los bienes en el exterior y otras ventajas. Ayer mismo, en el marco de la visita de Rogelio Frigerio a la entidad, el presidente de CAME, Osvaldo Cornide, resaltó: “Somos partidarios de que haya una repatriación de capitales inutilizados en el exterior”.

Sin embargo, según pudo saber El cronista, mientras Ricardo Echegaray ya está trabajando en un blanqueo a pedido del equipo de Daniel Scioli, en el macrismo aún no están convencidos de apelar a esta vía para atraer dólares al país.

Según definió ayer el vicepresidente del Banco Ciudad, Juan Curutchet, el último blanqueo por Cedines que resultó el Gobierno y que aún está vigente luego de varias postergaciones “funciono con perfecta hipocresía”. El funcionario expuso en un seminario sobre Lavado de Activos y Contrafinanciación del Terrorismo organizado por la Facultad de Derecho de la UBA y la Fundación de Investigaciones en Inteligencia Financiera (Finint), que preside Juan Félix Marteau, y que contó con la participación como moderador de Fernando González, director periodístico de El Cronista.

La Ley de Lucha contra el Lavado de Dinero del Narcotráfico y el Terrorismo de Argentina incluye la evasión entre los delitos previos al lavado de dinero, y por ese motivo, en cada blanqueo que decide el Gobierno “los bancos reportamos todo”, dijo Curutchet . Y agregó su conveniencia de que en la Unidad de Investigación Financiera (UIF) probablemente “tiran los informes a la basura”.

Efectivamente, las entidades bancarias emiten un ROS (Reporte de Operación Sospechosa) por cada adhesión al blanqueo.
Curutchet dejó entrever cual es el conflicto que tiene el equipo económico de Mauricio Macri para animar a lanzar un blanqueo entre las primeras medidas de un eventual gobierno, cuando precisó en el seminario que Argentina podría tener inconvenientes en el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional) que vigila el cumplimiento de acciones de lucha contra el lavado de dinero proveniente de ilícitos por parte de los países.

La propuesta superadora podría ser, según deslizó, un acuerdo AFIP-UIF-Banco Central para reglamentar la Ley contra el lavado de dinero diseñando un perfil básico para el cual por abajo de cierto monto de operación se presume evasión y se permite no informarla en le marco de un blanqueo.

Por su parte, Diego Rodrigo, el director responsable en esta materia del Banco Provincia, también critico que se tome la evasión como delito precedente del lavado de dinero en la Argentina.

Curutchet criticó, en otro orden, que “acá pedimos más papeles que en los Estados Unidos, donde apuestan a la bancarización”, e ironizan sobre las restricciones económicas que logran “criminalizar” la actividad, con el surgimiento del “puré” con el dólar ahorro, o “antes, con los coleros”.

FUENTE: El Cronista