Citan a Sbatella por divulgar datos reservados de Clarín

La embestida oficial contra la prensa. Lo juzgado el juez Luis Rodríguez, lo que tomará declaración indagatoria al titular de la UIF el 10 de marzo.

En el marco de las políticas legales del Gobierno contra el Grupo Clarín, el juez federal Luis Rodríguez declaró una declaración indagatoria a José Alberto Sbatella, presidente de la Unidad de Información Financiera (UIF).

La cita será el 10 de marzo. Y el motivo es la violación del artículo 22 de la Ley de lavado de dinero, por la divulgación de información secreta del grupo Clarín SA

El titular del Juzgado Nacional en lo Penal y Correccional Federal N ° 9 perdió esta decisión que los datos revelados por el funcionario kirchnerista -de acuerdo a lo que indica la Ley 25.246, que dio origen a la UIF- estaban protegidos y no reconocieron a conocer la opinión pública; es decir, solo estaban reservados para el ámbito interno del organismo.

A todo esto, también se han visto afectados otras entidades de tipo financiero y joyerías específicas por el titular de la UIF, según informó ayer el portal Centro de Información Judicial.

La Unidad de Información Financiera -dirigida por José Sbatella desde enero de 2010- es el organismo que debe prevenir y evitar el lavado de dinero, y fue creado en el año 2001 cuando se incorporó al Código Penal el delito por “encubrimiento y lavado de activos de origen delictivo “.

La UFI depende del Ministerio Público Fiscal y su tarea es recibir informes de operaciones sospechosas elaboradas por bancos, casas de cambio y otros tipos de entidades financieras si ya sospecha alguna de lavado de dinero.

La realidad es que este llamado a indagatoria pertenece a una causa que no es nueva, sino que ya consta de datos largos.

Fue hace casi cinco años -en agosto de 2010- cuando Clarín presentó una denuncia ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal y Correccional Federal de Capital Federal, que indica que había violado la protección de información del Grupo relacionado con la actuación de la Unidad de Información Financiera “.

Para octubre de 2010, el Grupo Clarín SA ya había salido como querellante en la denuncia.

En este contexto, Juan Félix Marteau, abogado en investigaciones sobre lavado de activos, investigó: “La decisión del Juez Federal Rodríguez es relevante y qué permitido diluyente si ha existido un uso arbitrario y distorsionado de la inteligencia financiera del Estado en desmedro de empresas y empresarios identificados como enemigos del régimen gobernante ”.

Además ratificó que, en este caso “quedará evidenciada no solo la comisión de delitos de violación de secretos y abuso de autoridad por parte de funcionarios públicos, sino también el papel deplorable de la prensa subvencionada con sumas millonarias, adicta al gobierno, indispensable para las operaciones políticas que se han sucedido en estos años de débil institucionalidad ”.

Dentro del llamado a indagatoria, el juez Rodríguez también presentó como antecedente a una investigación realizada por el fiscal federal Carlos Stornelli por un caso muy similar a la denuncia presentada por Clarín. Se trata de la causa iniciada a partir de una nota del diario La Nación titulada “Jóvenes K usan la oficina antilavado contra adversario”.

Stornelli había determinado allí la posible comisión de delitos que vinculaban a los funcionarios de la UIF y otros y que importaban la investigación de una serie de conductas irregulares detectadas a partir de noticias periodísticas, de las que se desprendían la posible comisión de los delitos de incumplimiento de deberes de funcionario público, encubrimiento agravado por omisión de denunciar y violación de secretos.

En la causa iniciada por el Grupo Clarín se solicitó la declaración indagatoria a, quien firmó un comunicado como responsable de prensa de la UIF, y, en su defensa destacó que su jefe director era el presidente del organismo.