El GAFI condiciona la salida del país de la lista de los incumplidores

El avance del narcotráfico y el lavado de dinero en los últimos años En un viaje a Argentina, espera chequear el progreso del que habla el Gobierno en la lucha contra la plata negra.

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) dejó ayer de hacer un seguimiento intensivo de la política del Gobierno contra el lavado de dinero pero superó la salida de la Argentina de una lista gris de países que incumplieron los resultados de un control in situ que se llevó a cabo en fecha a determinar.

El pleno de este organismo internacional reunido en París confirmó un comunicado que reconoce los “avances significativos” desde el 2011 a la fecha en resolver las “deficiencias estratégicas” en la lucha contra el lavado y el financiamiento del terrorismo.

Así, la Argentina dejará de rendir cuentas sobre sus políticas en la materia -implementadas por el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella- cada año en los plenarios del GAFI. En 2009, el GAFI había encontrado las 49 recomendaciones que había hecho, la Argentina solo cumplió con 2. Por eso se incluyó a la Argentina en una lista gris. En París, además de Sbatella estuvo presente el viceministro de Justicia, Julián Alvarez, ya que la UIF depende de esa cartera.

El catedrático y experto en lavado de dinero Juan Félix Marteau dijo a Clarín que “parece que los funcionarios del GAFI compraron el relato del Gobierno sin conocer la ineficiencia de la UIF en descubrir las operaciones en el país de narcotraficantes colombianos y mexicanos como ‘Mi Sangre ‘”. “Espero que durante la visita in situ los técnicos del GAFI escuchen también las organizaciones de la sociedad civil, la oposición y los expertos privados, antes de tomar una decisión definitiva”, agregó. Líderes de la oposición habían denunciado que Sbatella había hecho, también, un uso político de la UIF, acallando voces críticas y ocultando informes de operaciones sospechosas sobre Sergio Schoklender y el empresario K Lázaro Báez, entre otros.

En el comunicado del GAFI se señala que Argentina avanzó en “la tipificación adecuada del lavado de activos (en sus leyes) y el financiamiento del terrorismo; el establecimiento de procedimientos para identificar y congelar activos terroristas; la mejora de los procedimientos para la confiscación de los fondos relacionados con el lavado …; la mejoría de los requisitos de informes de operaciones sospechosas; el establecimiento de requisitos de debida diligencia del cliente; y la mejora de la supervisión del sector financiero ”.

Pese a ese diagnóstico del GAFI, el último informe sobre lavado de dinero del departamento de Estado de EE.UU. de marzo pasado advirtió que está preocupado por “el lavado de dinero del narcotráfico, la corrupción, el contrabando y la evasión fiscal en la Argentina” y alertó que “las vulnerabilidades generales del sistema financiero” exponen a nuestro país al riesgo del financiamiento al terrorismo internacional.

Fuente: Clarín
Autor de la nota: Daniel Santoro