La auditora de Clarín hace lobby para “lavar” la legislación contra el lavado

La auditora de Clarín hace lobby para “lavar” la legislación contra el lavado
Publicado el 21 de noviembre de 2011

Por Ignacio Chausis y Mariano Berista en
La firma, que homologó el último balance del multimedios, intenta presionar para evitar que la legislación local incorpore la evasión fiscal como delito precedente del lavado de dinero. Juan Marteau, abogado del grupo, también se sumó.
El dinero sucio nace de un ilícito como el narcotráfico, y es diferente del dinero en negro que nace de la evasión fiscal “. En principio, dicha distinción entre tipos de dinero delictivos no parece demasiado relevante.
La frase, no obstante, fue pronunciada por Santiago Mignone, socio de Servicios Financieros de PriceWaterhouseCoopers, una de las firmas que audita al Grupo Clarín, durante un seminario dedicado sobre lavado de activos y encierra una cuestión cara a los intereses del establecimiento de contadores y abogados que asesora a las grandes corporaciones: la reciente identificación en la legislación local de la evasión fiscal como delito precedente del lavado de dinero. Por si quedaban dudas acerca de su posición, el ejecutivo citó palabras del titular del GAFI en 2009: “Si quien blanquea solo dejó de pagar impuestos pero su dinero perdió de una fuente lícita, no tenemos nada que decir”.
Del mismo modo que abrió el paso a mayores controles sobre las transacciones financieras, la nueva legislación también suscitó una dura respuesta de los “especialistas” en materia tributaria que buscan, a partir de la reglamentación de la norma, eliminar la evasión como delito precedente del lavado . En tal sentido, un proyecto de ley “correctiva” se abre paso en el Congreso, tras la sanción de los senadores.
En función de ello, los “especialistas” aprovechan cada simposio para criticar la ley y la UIF, en medio de un debate académico claro, pero que en realidad encierra enormes intereses económicos. Muchas empresas tienen fondos en el exterior que han tenido dificultades para explicar a partir de sus ingresos declarados. Y ahí hay que buscar parte de las críticas que suscitó la nueva ley, ya que de ahora en más no hace falta dar con la ruta del dinero, basta probar que no estaba declarado. En medio de este escenario, uno de los críticos más ácerrimos es Juan Marteau, (ver recuadro aparte), que trabaja para el Grupo Clarín. Sus dardos apuntan principalmente a las facultades de la UIF, ya su supuesta falta de autonomía política. No obstante, esas críticas poco o nada tienen que ver lo académico. ¿Por qué? Sabido es que la UIF denunció al multimedios por el presidente fraude a los jubilados en relación a una maniobra con las AFJP. Pero además, el ex banquero del JP Morgan, Hernán Arbizu denunció al holding que conduce Héctor Magnetto por presunto lavado de dinero a través de operaciones “back to back” por U $ S 600 millones. También esta sospechada de radicar firmas en el paraíso fiscal de Delaware, en Estados Unidos. <
Marteau con Clarín
Tal como lo reveló una investigación del Tiempo publicado el 26 de junio pasado, Juan Marteau –una de las voces más críticas por el Grupo Clarín contra la gestión oficial en materia de lavado– pertenece al personal jurídico que defiende al multimedios en una causa por lavado surgida a partir de una denuncia formulada por el ex directivo de JP Morgan, Hernán Arbizu.
De prolífico y extenso currículum, Marteau estuvo a cargo de la representación de la Unidad de Información Financiera ante el GAFI, si bien renunció tras un breve período. Fue asesor de la diputada Elisa Carrió y actuó como informante de la embajadora de los Estados Unidos, Vilma Martínez, en la redacción del cable 1257 sobre lavado de dinero en la Argentina, enviado al Departamento de Estado el 1 de diciembre de 2009.

Publicado en Tiempo Argentino.